El Ministerio de Energía
te ayuda a tomar
la mejor decisión

Aprovecha de mejor forma el calor natural de tu hogar y el de los calefactores con estas recomendaciones para disminuir tus cuentas a fin de mes y ser más amigables con el medio ambiente.

La leña seca posee un contenido de humedad menor al 25%. Si su humedad es más alta, no es apta para tu hogar.

Prefiere la leña seca; es más eficiente, calienta más
y contamina menos, cuidando tu presupuesto y la salud de tu familia.


Infórmate más:

Tips para el uso de leña seca

  • Adelántate y compra leña en verano, así te aseguras que estará seca en invierno y tendrás stock suficiente para esos meses de frío.
    Además, puedes encontrar mejores precios.
  • Para ahorrar en calefacción, es clave mejorar la aislación térmica de tu casa.
  • Usa leña seca, así consigues el doble de calor; contaminas menos y no dañas tu calefactor.
  • Limpia el cañón de tu calefactor periódicamente para evitar probables incendios.
  • Al utilizar leña seca no use acelerantes como ceras y parafina, ni queme basuras o madera con pintura.
  • Limpie el ducto o caño de su calefactor una vez al mes o más si es necesario.
  • Exija su boleta con el detalle de compra, especie y porcentaje de humedad.
  • En caso de comprar leña nativa, pregunte al comercializador si cuenta con guías de libre tránsito timbradas por CONAF.

  • Prefiere leña que provenga de bosques con plan de manejo.
  • Para obtener un secado más rápido, se recomienda:
    1. Secar la leña picada, ya que aumenta la superficie expuesta al aire y con ello la velocidad de secado.
    2. Aislar la leña, tanto del suelo como de la humedad del aire.
    3. Apilar la leña de tal manera que la circulación de aire permita su secado.
    4. Cubrirla en la parte superior con material aislante para protegerla de la lluvia.

  • Es importante que la extracción de leña de tu bosque esté regulada con plan de manejo,
    así obtendrás ingresos constantes y la mejor leña, haciendo uso sustentable del recurso.
  • Aprovecha los desechos de la extracción de leña, estos se pueden utilizar como
    fuente energética o como insumos para la confección de otros productos como pellet o briquetas.
  • Planifica tu producción, capacidad de abastecimiento y secado lo que te permitirá contar anualmente con un volumen efectivo de leña seca.

Calorcito
a tu medida

A continuación, te presentamos alternativas de combustibles más limpios que la leña.

Para tomar una decisión informada, es muy importante considerar el tamaño de tu hogar, su aislación, el tiempo de uso y potencia de la calefacción.

Prefiere siempre usar la calefacción central en tu edifico, exigiendo calderas de alta eficiencia. Si tu edificio no tiene calefacción central, pero tiene conexión a gas natural, lo más recomendable es instalar estufas que funcionen con este combustible. Otra opción son las estufas eléctricas, evitando así las emisiones dentro de tu hogar, aunque podrías necesitar más de una. Solo si ventilas bien, podrías usar gas licuado o parafina.

El gas natural, la electricidad y el pellet son buenas alternativas. Con cualquiera de ellos, asegúrate de seleccionar un artefacto de una potencia adecuada al tamaño de tu vivienda.

En caso de usar pellet, utiliza un calefactor cuya etiqueta de eficiencia sea lo más cercana a la letra “A”, y que tenga la menor emisión de Material Particulado. Asegúrate también que la instalación sea hecha por un profesional competente.

Si vas a usar gas licuado o parafina, asegúrate de ventilar bien o prefiere tiro forzado (evacuación de gases al exterior). Si sientes que un calefactor no es suficiente para tu casa, deberías revisar su aislación térmica.

El gas natural, la electricidad (Split A/C reversible) y el pellet son buenas alternativas. Con cualquiera de ellos, asegúrate de seleccionar un artefacto de una potencia adecuada al tamaño de tu vivienda.

En caso de usar pellet, utiliza un calefactor cuya etiqueta de eficiencia sea lo más cercana a la letra “A”, y que tenga la menor emisión de Material Particulado. Asegúrate también que la instalación sea hecha por un profesional competente.

En caso de usar gas licuado o parafina, se recomienda que sean de tiro forzado (evacuación de gases al exterior). Dependiendo de tus requerimientos, podrías optar por tener 2 calefactores, pero si sientes que necesitas más que eso, deberías revisar la aislación de tu casa.

Debido a que la necesidad de calefacción en estas casas es mayor, se recomienda usar los calefactores de alta potencia (sobre los 5 kW) y que gasten menos recursos, como los split calefactor AC reversible de alta eficiencia, las estufas a gas natural o a pellet.

En caso de usar pellet, utiliza un calefactor cuya etiqueta de eficiencia sea lo más cercana a la letra “A”, y que tenga la menor emisión de Material Particulado. Asegúrate también que la instalación sea hecha por un profesional competente.

También se podrían usar estufas a gas licuado o a parafina, aunque el combustible es más caro y se recomienda que sean de tiro forzado (evacuación de gases al exterior).

Consumo mensual estimado en
pesos por tipo de energía

*Asumiendo 6hrs de calefacción en una vivienda de 60 m2

Información basada en porcentaje estimado de las “Guías de calefacción sustentable del Ministerio del Medio Ambiente”, zona centro sur del país.

Ahorra energía y
abriga tu casa con estos tips

Aprovecha de mejor forma el calor natural de tu hogar y el de los calefactores, de esta manera podrás disminuir tus cuentas a fin de mes y ser más amigable con el medio ambiente:

  • Aísla techos y muros.
  • Sella puertas y ventanas.
  • Controla el nivel de calefacción (20°C es suficiente).

Infórmate sobre subsidios de aislación térmica en: minvu.cl